¿Quiénes Somos?

Fundación Ellen West es la fundación mexicana contra la anorexia y la bulimia, con más de 15 años de historia y experiencia, somos la institución pionera en la lucha contra los trastornos de la conducta alimentaria (TCA) brindando información a la sociedad mexicana sobre las causas y efectos de dichas enfermedades, elaborando programas y estrategias de prevención, fomentando la investigación en el campo y otorgando financiamiento médico y psicológico de primer nivel a personas de escasos recursos dentro de la Casa Ellen West.

Nuestros Objetivos


Educar y prevenir a la población mexicana sobre los efectos de los trastornos de la conducta alimentaria.

Considerar que los trastornos de la conducta alimentaria junto con el combate al hambre y la obesidad, constituyen un problema grave de salud pública en México.

Movilizar donaciones para contribuir a que personas de escasos recursos que sufren trastornos de la conducta alimentaria tengan acceso a un tratamiento digno.

Investigar sobre la etiología de los trastornos de la conducta alimentaria, factores sociales, culturales y psicológicos que la determinan.

Recibimos el nombre de Ellen West en honor a la poetisa austriaca, quién murió de Anorexia Nervosa a finales de los años 30´s. En su diario se pueden leer líneas que describen la desesperación y dolor que envuelven a estas enfermedades:

"Dos cosas me torturan, el hambre y el miedo a engordar"

Valores

En Fundación Ellen West fincamos nuestro trabajo en valores que nos permiten interactuar de forma ética hacia nuestros pacientes.

Solidaridad

Fomentamos la necesidad de comprender a las personas que sufren éstas enfermedades y sobre esto basamos nuestro trabajo filantrópico.

Respeto a la Individualidad

Cada persona tiene una historia y circunstancia específica que requiere una atención a la medida de sus necesidades.

Confidencialidad

Basamos nuestro trabajo en la confianza, cuidamos la discreción y el anonimato de nuestros beneficiarios.

Amor por la Vida

Trabajamos para restituir el autoestima, buscando el florecimiento personal y el disfrute de la vida.